Proyecto

Vida saludable aún con poco tiempo

3 de julio 2019. Escrito por: Ladera San José

Nuestro agitado ritmo de vida puede atentar contra nuestras mejores intenciones por convertirnos en una persona más saludable. ¿Te ha pasado? 

Seguramente piensas que tener buenos hábitos requiere de un gran esfuerzo y de invertir mucho tiempo que simplemente no tienes. Pero la realidad es que pequeñas acciones pueden hacer la gran diferencia. 

Te acercamos 16 acciones realistas que puedes hacer para mejorar tus hábitos diarios de alimentación, ejercicio, productividad y salud, que te llevarán solo algunos minutos al día y valdrán mucho la pena. 

Alimentación: 

  • Toma más agua: Puedes lograrlo poniendo una botella siempre a la vista. Cuando tomas suficiente agua a lo largo del día, evitas las bebidas industriales cargadas de azúcar, simplemente porque ya no tienes sed. 
  • Come con tranquilidad: No importa de cuánto tiempo dispongas para comer, trata de hacerlo siempre de forma pausada y relajada. Respira y saborea cada bocado. Así sentirás cuando estás lleno y lo más probable es que terminarás comiendo mucho menos (y sintiéndote mucho mejor).
  • Lleva contigo una fruta: Cuando sientas mucha  hambre entre comidas te sacará de apuros. Además, te quitará la ansiedad de comer algo con azúcar.
  • Compra y prepara tus verduras semanalmente: Lava, pela y corta tus vegetales solo una vez por semana y guárdalos en la nevera. Puedes hacer lo mismo con algunos cereales como arroz o quínoa. De esta forma los tendrás listos y disponibles para todas tus comidas principales y te aseguraras comer mejor. 
  • Haz smoothies: Son una gran manera de comer buenos nutrientes en cantidad. Para hacer las cosas aún más fáciles sobretodo en tu desayuno, corta las frutas y ponlas en bolsas para congelar previamente. Todo lo que tienes que hacer es volcar los ingredientes en la licuadora y mezclar con leche, agua o yogurt y ¡listo!
  • Incluye más leguminosas: Los frijoles, las alubias, las lentejas y todas las leguminosas son una buena fuente de proteína y gracias a su fibra te generan saciedad por más tiempo. Además son muy económicas. 
  • Usa un plato más pequeño: Aprende a controlar tus porciones sirviéndote en un plato más pequeño. Siempre puedes repetir si aún no estas satisfecho pero escuchando a tu cuerpo. 

Ejercicio:

  • Ejercicio como parte de tu movilidad diaria: Estacionar tu auto un poco más lejos de tu destino o bajarte 2 paradas del autobús antes de llegar a casa son formas simples de ponerte en acción. Otras son usar las escaleras en lugar de elevador y moverte en bicicleta si las distancias de tus lugares de rutina te lo permiten. 
  • Haz ejercicio mientras trabajas: Permanecer largas horas sentado no es saludable. Haz pausas para moverte y aprovecha este tiempo para ejercitarte un poco. Por ejemplo: permanece parado en un solo pie por algunos segundos. Simple, ¿no?
  • Prueba entrenar con ejercicios de poco tiempo: Con solo 20 minutos puedes conseguir buenos resultados en tu entrenamiento. De hecho, las explosiones cortas de ejercicios de alta intensidad llegan a ser más efectivas. Programar el momento en que harás estos ejercicios en tu agenda y no dejarlos librados al azar, te ayudará a ser más regular. 

Productividad:

  • ¿Sabías que trabajar por periodos cortos de tiempo (15 a 30 minutos)  maximiza tu eficiencia? Ayúdate poniendo un cronómetro o una alarma para lograrlo. 
  • Aprende a desconectarte: Vivimos atados a las redes sociales, mensajes y llamadas constantes. Por tiempos prolongados puede generar un estrés y agobio innecesario. Encuentra un tiempo para desconectarte del mundo virtual y aprovéchalo para hacer otra actividad que disfrutes.
  • Lleva un libro siempre contigo: Aprovecha las horas muertas o tiempos de espera o transporte para leer y ejercitar tu mente. Si no quieres cargar el libro, puedes descargar alguno en tu móvil o Tablet y de ese modo no te olvidarás nunca. 

Salud:

  • Unos minutos libres para relajarte: Dedica  unos minutos de tu día para respirar profundamente. Cierra tus ojos y concéntrate en tu respiración. Sin darte cuenta estarás meditando y liberando estrés.
  • Dale prioridad a tu hora de dormir: Establece una hora para dormir y prepárate para ir a la cama. No hagas otra cosa que intentar dormir y en poco tiempo tendrás el hábito. 
  • Aire libre y buena compañía: Está comprobado que tu bienestar se maximiza a temperatura ambiente. Sal a dar un paseo y aprovéchalo para pasar tiempo con amigos o con tu familia.

Está claro que para poder maximizar todos estos consejos es necesario vivir en un lugar que te permita llevarlos a cabo, o al menos empezar por una parte de ellos, pero de una forma sencilla y posible. 

Ladera San José es una comunidad planeada con senderos para caminar, mirador y parque lineal con diseño amigable para los peatones y ciclistas. 

Contará además con piscinas al aire libre, gimnasio, restaurante familiar, zona de barbacoa y fogatas en terrazas, entre muchas otras cosas. Todos estos espacios son destinados al esparcimiento y a disfrutar del bienestar en familia y comunidad. 

Y recuerda, “ser saludable es una actitud que se puede llevar a cualquier lugar”